Piel mixta deshidratada: que es, detección y cuidados

Hola hola!

Ahora mismo no caigo si en algún post os habia comentado que yo toda la vida he tenido la piel mixta, pero es que desde hace un par de años además la tengo deshidratada.

Siempre se ha pensado que una piel mixta-grasa, al tener un exceso de sebo o grasa, ya tenia suficiente hidratación (o que le sobraba), pero realmente es totalmente lo contrario, Contra más grasa “expulse” tu piel, más falta de hidratación necesita o en mi caso agua.

Aqui os traigo unos tips para mejorar esto.

¿Porque tengo la piel deshidratada?

Vamos a ponernos un poco técnicos en este tema para que lo podais enterder. Para empezar, una piel hidratada tiene un contenido de agua en el estrato córneo del 10 al 20%, y a una piel deshidratada le falta agua. Se considera deshidratación cuando el contenido de agua del estrato córneo de la piel es inferior al 10%.

 

¿Como puedo saber si piel está deshidratada?

Yo estos trucos los he sabido con posterioridad, en cuanto una especialista me dijo que la tenia falta de agua, me puse a investigar sobre este tema, pero para que vosotras podais saber si la teneis deshidratada aqui os traigo unos tips.

Vamos a realizar un examen visual y primero observaremos la piel con un espejo de aumento para ver si hay deficiencia de sebo (la luz se refleja mal, no brilla), o si hay presencia de escamas y pequeñas arruguitas.

Tras observar estos puntos también deberiamos hacer un examen táctil para ver si la piel

  • Es rugosa
  • Está tensa (le falta suavidad y elasticidad por déficit de agua)
  • Aparecen estrías de deshidratación (pequeñas líneas transversales visibles en las mejillas cuando ponemos los músculos en tensión y que desaparecen cuando relajamos, para verlas podéis sonreir, y si la piel está deshidratada, aparecerán)

Con una piel deshidratada notaréis tensa y tirante.

 

¿Porque se deshidrata la piel?

  • Por un aporte insuficiente de agua (hay que beber de 1,5 a 2 l al día)
  • Por un desequilibrio alimentario
  • Carencia de vitaminas (dietas no equilibradas)
  • Abuso de alcohol y tabaco
  • Hábitos cosméticos (higiene y cuidados de la piel con productos inadecuados)
  • Condiciones ambientales exteriores (frío, viento, sol) e interiores (calefacción, aire acondicionado)
  • Contacto habitual con determinados productos (disolventes orgánicos, detergentes, productos alcalinos, cemento…)
  • Patologías que provoquen una pérdida exagerada de agua (como vómitos, hemorragias, dermatosis…)
  • Toma de medicamentos (retinoides, laxantes, diuréticos…)
  • Estados de estrés o de fatiga psicológica (el estrés acentúa los desórdenes cutáneos)

 

¿Que cuidados necesita una piel deshidratada?

El objetivo en este caso será frenar la pérdida de agua y restaurar la hidratación de la capa externa de la piel

Para ello utilizaremos un limpiador suave “syndet” (sin detergentes) mañana y noche, y a continuación aplicaremos una crema hidratante, cada una adaptada a su tipo de piel (grasa, seca…).

También podemos aumentar la hidratación y reparación aplicando antes de la crema un sérum. Yo también lo que hago (o por lo menos intento) es aplicarme una mascarilla una vez a la semana que me ayude a recuperar hidratación, pero el tema de las mascarillas va un poco a la necesidades que tengais en ese momento.

Una vez por semana o cada 15 días, exfoliaremos bien la piel (excepto si hay irritación), para eliminar el exceso de células muertas y ayudar a penetrar mejor los productos hidratantes y reparadores.

También es importante beber abundante agua y respetar un buen equilibrio nutricional, sin olvidar los componentes grasos…que también podemos incorporar mediante suplementos nutricionales (aceite de onagra, omega 3…).

 

¿Que debemos evitar?

  • jabones y detergentes agresivos
  • productos astringentes
  • lavar la piel con agua dura o excesivamente clorada
  • secar la piel al aire, porque agrava la deshidratación. (hay que secar suavemente con una toalla)
  • cambios bruscos de temperatura
  • calefacción y aire acondicionado.
  • Exposición prolongada al sol
  • Afeitado, depilación, exfoliación excesiva.
  • Uso de cosméticos inadecuados.

Ya vereis que si empezais a aplicar estos tips, vuestra piel poco a poco se irá hidratando y manteniendo bonita.

¡Un abrazo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *